Cómo evitar el fraude de identidad en la empresa

¿Cómo evitar el fraude de identidad en la empresa?El fraude de identidad en la empresa es uno de los fallos de seguridad que más perjuicios económicos conlleva ya que no suelen estar cubiertos por los seguros. La suplantación de identidad es uno de los fraudes que pueden ser evitados si se tienen en cuenta una serie de recomendaciones.

Las claves del fraude de identidad en la empresa

El fraude por identidad en la empresa es uno de las estafas que más se ha sofisticado en los últimos tiempos. Suele empezar generalmente con una llamada inesperada o con un correo electrónico de un nuevo cliente. Habitualmente el motivo del contacto ha sido que ha conocido a nuestra empresa en una feria o a través de la página web. El defraudador se hace pasar por un mayorista, importador, distribuidor o un simple cliente que se interesa por hacer un pedido de gran volumen y no discute casi los precios ni las condiciones.

Al ser un nuevo cliente no tenemos información previa y por ello son los defraudadores que más riesgos tienen. Damos por válidos los datos que envían y creemos en la veracidad de los mismos. Es por eso que en estos casos es en los que más interés debemos poner en ciertas señales como por ejemplo el email del que procede es una cuenta de Hotmail, Gmail o Yahoo, en lugar de una dirección relacionada con un sitio web, nos puede hacer dudar. Otra de las señales de este tipo de estafa es si usan frases como “responder con urgencia” “urgente” o similares. Estos dos factores pueden hacernos sospechar de que es un suplantador de identidad.

Suplantar la identidad con datos de un cliente conocido

Pero no solo son éstas las artimañas que un suplantador de identidad utiliza, el defraudador puede utilizar los datos de un cliente conocido. Para evitar que nos suceda, una técnica eficaz es mirar el historial de pedidos del cliente para verificar que las cantidades son parecidas y concuerdan en la dirección de entrega.

Cómo culminan su estafa

Si la empresa no sospecha del fraude ni la suplantación de identidad, la mercancía será enviada al destino que en estos casos suele ser un almacén de uso público o una dirección diferente al domicilio social del cliente. También es habitual que el falso cliente solicite retirar la mercancía directamente o recibirla a la entrada del almacén o instalaciones que se hayan acordado.

Consejos para evitar el fraude en tu empresa

  • Comprueba los datos aportados por el nuevo cliente: domicilio social, teléfono, firma de la persona que realiza el pedido, etc.
  • Confirma el pedido y haz una llamada para ver si el pedido es real y poder entregar el pedido en la dirección indicada.
  • Extrema la cautela en este tipo de clientes, como recibir el pago completo o por adelantado, ya que un anticipo a cuenta no asegura que no sea un fraude.
  • Consulta con el transportista para que tenga en cuenta que no están contemplados cambios en el punto de entrega.

¿Qué opinas?