Cómo conocer la seguridad de productos con el etiquetado CE

Seguridad de productosLa seguridad es importante en todos los ámbitos de nuestra vida, no solo en la seguridad del hogar, también como consumidores de productos. En nuestro día a día, los productos que nos rodean deben ser seguros para evitar riesgos innecesarios en su manipulación. Por ello, la Unión Europea creó el distintivo CE para preservar la seguridad de productos de todo tipo. Veamos en qué consiste.

La seguridad de productos y la CE

El principal objetivo de la seguridad de productos debe ser el que su manipulación y uso sean seguros para quien lo realiza. Así por ejemplo los productos de construcción, deben contar con una seguridad mínima.

Es por eso que Europa, como protector del consumidor, crea la etiqueta CE. Su origen fue para productos industriales, pero cada vez más se ve en todo tipo de productos de consumo. Por ejemplo, para garantizar la seguridad de los juguetes suele recomendarse que tengan el distintivo CE.

Esta etiqueta representa que el producto que lo lleva, cumple con los mínimos requisitos legales y técnicos en materia de seguridad de los Estados miembros de la Unión Europea. Pero hay que tener claro, que la seguridad no es sinónimo de calidad. Únicamente el producto cumple con unos mínimos, no con unos máximos.

El objetivo es evitar que los productos que circulan por el mercado europeo presenten riesgos para las personas, animales domésticos, bienes y/o medio ambiente. Por otro lado, debe ir acompañado de controles y revisiones para que se cumplan dichas garantías mínimas de seguridad de productos.

Cabe aclarar también que no todos los productos del mercado están obligados a ser certificados por el marcaje CE. Pero hay algunos productos que sí están obligados como son los aparatos de gas, explosivos para uso civil, equipos marinos, ascensores, calderas de agua caliente, entre muchos otros.

La OCU denuncia la falta de seguridad de productos

La Organización de Consumidores y Usuarios recientemente ha advertido que la etiqueta CE no es sinónimo de seguridad y pide su eliminación. Se suma de esta forma a la campaña #NotSoGoods, creada por otras organizaciones de consumo europeas.

La OCU ha realizado pruebas en varios modelos de calefactores y comprobó que no eran todo lo seguros que deberían ser. Por eso ha escrito una carta a la Comisión Europea pidiendo una mayor y mejor vigilancia de la seguridad de productos del mercado y pidiendo que la legislación sea más adecuada en la era de productos conectados.

¿Qué opinas?