Consejos para conducir en invierno con seguridad

Conducir en invierno con seguridadLa nieve, el hielo, la lluvia y la niebla, son solo alguno de las inclemencias del tiempo durante la época invernal. Es necesario tener en cuenta una serie de consejos para mantener la seguridad vial también en invierno. ¿Por qué es tan importante poner atención a cómo conducir en inverno? Porque según el RACE, aproximadamente el 20 por ciento de los siniestros mortales se relacionan con el mal tiempo.

Revisa el estado de tu vehículo

Antes de empezar a conducir, hay que revisar el estado del vehículo. Llévalo a un taller para cerciórate de que todo está en orden y no hay ningún riesgo para la seguridad. Comprueba el nivel de todos los líquidos del coche y sobre todo, del anticongelante. Frenos y dirección deben funcionar al 100%. No menos importante son los limpiaparabrisas para garantizar la visibilidad aún con cualquier tipo de lluvia, nieve o el efecto “spray” de los vehículos que circulan delante nuestro. Comprueba también, que la calefacción y que los cristales se desempañan correctamente.

Cambia los neumáticos o coge las cadenas

Si vas a conducir por carreteras de montaña o zonas muy frías se recomienda cambiar los neumáticos por unos de invierno. En muchos países europeos es obligatorio este hecho, aunque en España no.

Si no te decides por cambiar los neumáticos las cadenas de nieve deben estar presentes en tu maletero, siempre. Una ola de frío puede hacer llegar la nieve o el hielo a cualquier rincón y debemos estar preparados para ello. El inconveniente de las cadenas de nieve es su instalación. Es necesario saber instalarlas antes de partir.

¿Llevas todo lo necesario?

Antes de salir hay que revisar que llevamos el triángulo de emergencia, el chaleco reflectante…. También es útil llevar una pequeña pala de nieve, por si nos quedamos atascados, guantes y una manta. El deposito bien lleno, es otro de los consejos. Si el coche se quedara inmovilizado en la carretera por una fuerte nevada, es conveniente que puedas mantener la calefacción encendida.

Luces, puesta a punto

En épocas de poca visibilidad como es el invierno, es recomendable el uso de luces durante el día. Revisar el funcionamiento correcto de todas las luces, tanto delanteras como traseras. Es el periodo con menos horas de luz, así que es muy importante ver y ser visto, para conducir en invierno con seguridad. Una buena regulación de las luces nos permitirá, no deslumbrar a los demás conductores, y al mismo tiempo aprovechar mejor el haz de luz de nuestras bombillas.

Si está previsto nieve, quédate en casa

La mayor recomendación para conducir en invierno con seguridad, es ser previsores y no conducir en esas circunstancias. Si no es posible y tenemos que enfrentarnos a la carretera conviene saber que:

  • Cuando los termómetros marcan cero o menos, la carretera puede estar helada. Las zonas sombrías son muy peligrosas porque pueden tener placas de hielo. Las primeras horas del día son las más propensas. Ten en cuenta que para que el coche no resbale o patine, la moderación y baja velocidad serán tus aliados. Suavidad con el volante y el acelerador y utilizar lo mínimo posible el freno.
  • Es frecuente que con el contraste de calor del interior del coche con el frío del exterior se empañen los cristales. Es necesario eliminar el vaho de los cristales con el sistema de climatización del coche.
  • Cuando se aparca en una zona con temperaturas muy bajas, hay que levantar los limpiaparabrisas para evitar que se rompan con la nieve o el hielo. Además hay que tener en cuenta que las pastillas de freno pueden congelarse y pegarse al disco.
  • Si pese a todas estas recomendaciones para conducir en invierno con seguridad, queda tu coche atrapado o inmovilizado por una gran nevada, conviene dejar vía libre a las quitanieves y no abandonar el vehículo sin conocer un lugar donde refugiarse.

¿Qué opinas?