La técnica de robo en casas más utilizada: el “resbalón”

La técnica de robo en casas más utilizada: el “resbalón”El “resbalón” es la técnica de robo en casas más extendida. Alrededor de un 60% de los robos que se producen en casas, son mediante este procedimiento según fuentes policiales.

Esta técnica solo funciona cuando la puerta no se ha cerrado con llave. Puede que te sorprenda este dato pero pecamos de exceso de confianza y solo cerramos con llave la puerta de casa cuando nos vamos de vacaciones o durante largos períodos de tiempo y no lo hacemos cuando vamos a hacer un recado, comprar el pan o salir a pasear al perro. Ese es un gran error ya que se lo estamos poniendo muy fácil al ladrón. No sabemos si en nuestra salida tardaremos más de lo previsto porque nos encontraremos a alguien y nos quedaremos charlando o porque aprovecharemos para hacer dos cosas más. Los ladrones no necesitan muchos minutos para robar en nuestro hogar.

Los ladrones siempre están pendientes de los movimientos que hacemos y aprovechan nuestra salida para asaltar nuestro hogar por el método del “resbalón”.

¿En qué consiste el “resbalón”?

Seguro que ya lo has visto alguna vez, en una película o si has perdido las llaves y un cerrajero ha tenido que abrirte la puerta. Se trata de la apertura de la puerta con una tarjeta de crédito o similar. Con este método abrimos la puerta sin forzar la cerradura, deslizando una lámina de plástico entre el marco de la puerta y el pestillo o resbalón.

Los ladrones dominan esta técnica y son capaces de abrir una vivienda en cuestión de segundos mediante esta técnica, de la misma manera que lo haría un cerrajero profesional.

Es una técnica rápida, silenciosa y limpia y lo más preocupante, en internet cualquiera puede comprar estas láminas para ponerlo en práctica.

¿Cómo proteger nuestra casa del robo por “resbalón”?

Lo primero, siempre que te vayas a ausentar de tu casa, cierra con llave. Este simple gesto, puede disuadir a los ladrones, que seguramente buscarán otra puerta que esté sin cerrar.

Los ladrones acceden al portal de un edificio generalmente por descuido de alguno de los vecinos, llaman al interfono y abren o cuando sale un vecino aprovechan para entrar. Una vez dentro suelen subir hasta la última planta y comienzan a bajar hasta encontrar la vivienda vacía más vulnerable, que en todos los casos será la que no tenga echada la llave.

Por otro lado, la instalación de una alarma es la forma más segura de proteger tu hogar y tus pertenencias. Tyco dispone de la alarma más completa del mercado y al mejor precio, conectada a la Central de Alarmas y con aviso a la Policía, entre otras muchas funcionalidades.

¿Qué opinas?