El 5G y el Internet de las Cosas

el-5g-y-el-internet-de-las-cosasCuando digamos adiós al actual 4G y entremos en la nueva generación 5G, el sector de la industria de las telecomunicaciones móviles, la industria y el Internet de las Cosas sufrirán profundos cambios.

Los principales cambios que introducirá del 5G

Se espera el estándar del 5G para finales de 2019, la norma unificada mundial se especificará en 2018, así que no veremos la 5G hasta finales de 2019. El 5 G será una evolución del 4G, no un cambio radical como sucedió en la transición del 3G al 4G.

El 5G permitirá transportar  más datos y más rapidamente, usando cantidades ilimitadas de frecuencias en la misma conexión. Se utilizarán bandas de frecuencias muy altas que ahora se usan más bien poco, así que habrá mucho camino libre por recorrer.

¿Adiós a la fibra óptica? No lo sabemos pero con el 4G conseguimos velocidades aproximadas de 100 o 200 megabits por segundo y con el 5G se espera llegar a 5 gigabits e incluso a 10 gigabits. Estas son velocidades muy por encima de lo que ofrecen ahora las mejores redes fijas de fibra óptica.

El vídeo se verá beneficiado de esa velocidad de vértigo y seguramente será el canal por el cual se transmitirá la televisión ya que multiplica por cuatro la definición y, por tanto, la cantidad de información que hay que transmitir. El problema surgirá cuando haya que dar servicio masivo de televisión para muchos clientes a la vez a través de 5G, por lo que seguramente será una solución para las zonas menos pobladas en las que sea demasiado caro desplegar redes de fibra fija hasta el hogar.

El ping, la latencia o la velocidad de respuesta deberá ser mucho más bajo que los sistemas actuales. No en todos los casos pero sí en aquellas aplicaciones en que la capacidad de respuesta realmente sea importante. Como por ejemplo en el telecontrol industrial, o aplicaciones de telemedicina, en la que se realicen operaciones quirúrgicas a distancia. Otro ejemplo puede ser el tráfico terrestre, cuando se monitorizan coches conectados entre sí o entre el coche y la infraestructura. Para mejorar esta rapidez de respuesta habrá que acercar el servidor a la red para que la distancia física no suponga un problema en la respuesta.

Otro de los cambios más visibles será el despliegue de una red de antenas mucho más pequeñas y de menor cobertura.

La llegada del Internet de las Cosas a nuestras vidas

La 5 G ofrecerá el cambio más significativo para nuestras vidas conectadas, será el fin de la tarjeta chip que se introduce en cada móvil y la masificación del Internet de las Cosas. El fin de la SIM vendrá dado porqué el chip vendrá instalado de fábrica en cada móvil y será activado de forma remota por cada operador.

La nueva SIM es necesaria para que el Internet de las Cosas brille con todo su esplendor, dotando de conectividad a todos los objetos de uso cotidiano, desde neveras, contadores de agua o tostadoras a cubos de basura o papeleras.

Mientras esperamos con ilusión la llegada del 5G, puedes disfrutar de la tecnología más inteligente en tu casa con la alarma inteligente de Tyco. Disfrutarás de todas las ventajas de un hogar inteligente con la máxima seguridad de Tyco.

¿Qué opinas?