Las técnicas de robo más modernas

Las técnicas de robo más modernas

Los ladrones están continuamente innovando, su modo de vida así lo precisa. El robo debe estar siempre a la última y un paso por delante. Están familiarizados con lo último en tecnología, así lo detalla la Guardia Civil. Por eso es importante que conozcas las técnicas de robo más modernas.

Un problema a la orden del día

Van un paso por delante de cualquier cuerpo de seguridad. Son personas que están muy preparadas y familiarizadas con lo último en tecnología. Con técnicas como el bumping en 15 segundos tienes abierta la puerta de una vivienda” según fuentes policiales.

Generalmente son bandas organizadas que vienen de Europa del Este. Son grupo criminales con una formación paramilitar o que han pertenecido a unidades de élite en sus países de origen. Suelen operar de la siguiente forma, una parte se encarga de vigilar la vivienda mientras la otra se encarga del robo propiamente dicho. Están interesados sobre todo en casas unifamiliares de zonas aisladas o poco transitadas.

El incremento de robos está a la orden del día. En Madrid por ejemplo se comenten de media al día unos 50 robos en casas. Los ladrones de hoy en día van un paso por delante de cualquier cuerpo de seguridad. Es por eso que necesitas instalar una alarma de seguridad en tu casa.

Las nuevas técnicas de robo

  • Minicámara: Los ladrones usan minicámaras en la mirilla de la puerta para controlar el interior de la casa e incluso saber cómo es la cerradura, para poder abrirla. Es una de las técnicas más utilizadas junto a los inhibidores.
  • Inhibidores: Los inhibidores buscan bloquear el GSM y la radio, para inutilizar los móviles e incluso algún tipo de alarmas, nuestra alarma detecta este tipo de técnicas.
  • Bumping: Introducen en la cerradura una llave que al darle un golpe hace saltar los cilindros del bombín.
  • Impresioning: Con una fina lámina de aluminio deformable moldean al momento una copia de la llave de la puerta.
  • Ganzúa: Se basa en manipular los sistemas internos de bloqueo del bombín mediante una ganzúa, del mismo modo que actuaría la llave.
  • Imán: En el caso de que se hayan dejado las llaves puestas por dentro, los ladrones usan un imán muy potente con el que consiguen hacer girar la llave desde fuera.
  • Taladro: Esta técnica la utilizan en las ventanas. Haciendo un pequeño agujero en el marco de la ventana con un taladro silencioso introducen un alambre con el que logran girar la manivela o accionar el mecanismo de apertura de la ventana.
  • Marcador: Esta técnica les permite saber si la casa está vacía. Se trata de unas pestañas de plástico que se colocan en el marco de la puerta. Al cabo de unos días comprueban si el marcador sigue en su sitio y por lo tanto pueden entrar a robar. Escalo. Como su nombre indica, escalan por la fachada o se descuelgan por la azotea para acceder a la vivienda a través de las ventanas.

Protégete de todas estas nuevas técnicas de robo e instala una alarma para tu casa con detección de inhibición

¿Qué opinas?