Los 10 riesgos tecnológicos-sanitarios más comunes en 2016

Los 10 de riesgos tecnológicos-sanitarios más comunes en 2016El informe anual publicado por el Instituto ECRI de Estados Unidos “El top 10 riesgos tecnológicos-sanitarios en 2016” recoge las tecnologías de ámbito sanitario que necesitan mayor atención por parte de los profesionales sanitarios. Un mal uso de estas tecnologías puede tener consecuencias nefastas para los pacientes. El objetivo de este informe es identificar las fuentes potenciales de peligro y disminuir los problemas asociados al mal uso de dispositivos a través de protocolos para su correcto uso y mantenimiento.

“En España no contamos con un organismo que desempeñe un papel similar al del Instituto ECRI, imparcial, aséptico y realista, que mida, evalúe y, en definitiva, cambie el modelo actual de evaluación de la tecnología sanitaria”, ha explicado Jesús Lucinio Manzanares Pedroche, presidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC).

Ranking de 10 malos usos tecnológicos-sanitarios

Los 3 principales riesgos que encontramos en el informe son los errores humanos en el uso de las bombas de infusión, la limpieza inadecuada de instrumental y por último, los fallos en la detección de alarmas de ventiladores mecánicos.

  1. El principal riesgo del informe son los errores relacionados con las bombas de infusión. Los profesionales sanitarios tienen un exceso de confianza en las características de seguridad avanzadas de la bomba y no sigue el protocolo a pesar de que una mala praxis puede tener como consecuencia el fallecimiento del paciente. En este caso, suelen pasarse por alto algunas prácticas sencillas de seguridad, como la observación de daños en los componentes o el uso apropiado de la abrazadera de rodillo en la tubería IV, entre otros.
  2. En el segundo puesto encontramos el uso de instrumental médico contaminado, un error que tiene como consecuencia infecciones peligrosas. Para evitar que este error siga estando en el puesto número 2, se recomienda seguir el protocolo de forma estricta en la limpieza, desinfección y esterilización de algunos instrumentos.
  3. En el tercer puesto se encuentran los fallos en la detección de alarmas de ventiladores mecánicos. Estos ventiladores son los responsables de la respiración artificial que suple total o parcialmente la función ventilatoria del paciente. En este caso los errores pueden suceder por culpa de un error humano o por fallos en las notificaciones, en los que las alarmas no se comunican de forma eficaz al personal. La solución que se plantea para sanar este error es el de incrementar las alarmas que puedan ser observadas fuera de la habitación del paciente (todavía escasas en muchos hospitales).

Hay que priorizar el uso correcto de la tecnología y mayores controles de seguridad

La SEEIC en su análisis de este informe hace hincapié en que el sistema sanitario debe concienciarse de que cada vez es más prioritario velar por el uso correcto de la tecnología en aras de una atención sanitaria segura y de calidad. Para ello, hay que tomar las medidas oportunas, que pasan por:

  • la cualificación profesional
  • la disposición de medios adecuados
  • la realización de verificaciones
  • mayores controles de seguridad

Soluciones Tyco en el ámbito de la Sanidad

Con el uso de la última tecnología y gracias a los años de experiencia de Tyco, personalizamos soluciones de seguridad y de comunicación del sector de la sanidad en función de sus necesidades, ahorrando costes y protegiendo de forma fiable a sus pacientes, visitantes, personal y propiedad.

Una referencia rápida de soluciones y tecnologías TYCO en el ámbito socio-sanitario tomando como base los estándares para la acreditación de centros de la “Joint Commission International” y dentro de nuestro alcance en materia de seguridad:

  • Gestión y seguridad del paciente/residente y los trabajadores:
    • Soluciones comunicación paciente – enfermera (ZETTLER®)
    • Soluciones RFID activa (ELPAS®) y pasiva:
      • Gestión y comunicación efectiva de alarmas médicas
      • “Llamada a enfermera”
      • Baby-tagging – protección infantil
      • Protección del personal mediante sistemas de llamadas de socorro de personal
      • Control de errantes, psiquiátricos y privación de libertad
      • Gestión de activos – Localización en tiempo real
      • Etiquetado y trazabilidad de medicamentos, incluida dispensación
      • Monitorización de Higiene de Manos
      • Monitorización de Temperatura Inalámbrico
      • Control de puertas (aperturas y cierres)
      • Etiquetado y trazabilidad de medicamentos, incluida dispensación
  • Gestión y Seguridad de la instalación:
    • Protección contra incendios (detección y extinción por cualquier agente)
    • Control de accesos y de presencia
    • Intrusión – Centro de recepción de alarmas propio (cobertura 24h x 365 días)
    • CCTV y Video-vigilancia (Detección pro-activa)
    • Integración de todos los sistemas de seguridad

Fuente del informe: PRNoticias

¿Qué opinas?