En Holanda ya hay autobuses que se conducen solos

Autobuses que se conducen solos vistaLos autobuses que se conducen solos aún están en fase experimental, transportan hasta a 6 personas, se desplazan de forma autónoma entre el tráfico y van bastante lentos.

En la ciudad holandesa de Wageningen, una ciudad famosa por su universidad, se están llevando a cabo las primeras pruebas para crear y mejorar el primer minubus  a nivel Europeo que se pueda conducir solo. El autobús tendrá una capacidad de 6 personas y se moverá a través del campus universitario y por algunas calles de la ciudad. El minubus seguirá recorridos preestablecidos, respetará las diferentes paradas que tenga que realizar, así como los diferentes semáforos que se pueda encontrar.

Los minibuses han estado desarrollados en la Universidad técnica de Delft y producidos por la empresa franco-indiana EasyMile. Este modelo en concreto se llama WEpod y puede llegar a los 40 kilómetros por hora, aunque por motivos de seguridad se prevé que estos vehículos no lleguen a los 24 kilómetros por hora y solo sean utilizados durante el día y durante condiciones atmosféricas favorables, es decir, no estarán operativos en días de lluvia o nieve.

En fase experimental

Estos minibuses aún están en fase experimental y aún hoy se están realizando diferentes pruebas para poder determinar con seguridad la fiabilidad de los vehículos. De hecho, hasta ahora nunca se habían experimentado vehículos de este tipo en la ciudad y todas las pruebas que se realizarán serán muy útiles para valorar qué mejoras deben hacerse y cuando pueden ponerse en marcha oficialmente.

Los minubuses están dotados de unos sensores externos que analizan en todo momento lo que hay a su alrededor, para prever cualquier accidente y leer las señales de tráfico y los semáforos que se vayan encontrando.  Además, dentro dispone de un freno de emergencia que los pasajeros pueden activar en el caso de que fuera necesario, también llevan un sistema para que  puedan señalizarse las paradas.

Un paso más de las ciudades inteligentes

Durante los primeros meses de experimentación el minubus llevará un técnico con una tablet para que pueda intervenir cuando sea necesario y evitar cualquier accidente, y a su vez, identificar de forma más fácil todas las modificaciones que se se deban hacer. Además, durante esta primera fase los recorridos serán gratuitos. Una vez el vehículo esté en marcha se introducirán diferentes tarifas en función del recorrido. También se ofrecerá la opción de llamar al minubus como si fuera un taxi para realizar recorridos específicos de grupo.

Sin duda, la introducción de estos minibus es un gran paso hacia lo que llamamos las ciudades inteligentes y un producto que irá a la alza a medida que pasen los años, por su sostenibilidad y efectividad. Si bien este es el primer experimento que se realiza de este tipo en Europa, en Estados Unidos ya hace años que empresas como Google están probando su viabilidad y parece que el futuro va hacia esta dirección.