Cómo hacer la reanimación cardiopulmonar (RCP)

Como ya os hemos comentado antes en este Blog de la Seguridad de ADT (Cómo prevenir los accidentes en el hogar), saber hacer la reanimación cardiopulmonar (RCP) es muy importante. Por eso queremos enseñaros aquí (siguiendo los pasos que indican desde Cruz Roja) cómo poder detectar una parada cardiorespiratoria y tener claro qué es lo que se debe hacer exactamente.

Como nos dicen en otra web especializada, la de MadridSalud, “la RCP no es sólo cosa de médicos, es cosa de todos”. Tu actuación durante los primeros minutos es fundamental. Según información de esa página, si la población estuviera entrenada, la mortalidad podría reducirse en un 20%.

Cuando hay un accidente (muchas veces puede ser en tu propio hogar) y, aunque no sepas la causa, veas que una persona está inconsciente y no respira espontáneamente, debes iniciar rápidamente las maniobras de “reanimación cardiopulmonar” para evitar males mayores. A continuación os vamos a decir cómo hacerlo, siguiendo las indicaciones de Cruz Roja

Pasos para realizar la reanimación cardiopulmonar

1. Asegura el lugar de los hechos: elimina los peligros que amenacen tu seguridad, la del paciente o la de las personas que ahí se encuentren.

2. Comprueba el estado de consciencia de la víctima: arrodíllate a la altura de los hombros de la víctima y sacúdelos con suavidad. Acércate a su cara y pregúntale en voz alta si se encuentra bien:

Si responde: deja a la víctima en la posición en que se encuentra y pasa a realizar una valoración secundaria, poniendo solución a los problemas que vayas detectando.

Y si no responde:

3. Pide ayuda sin abandonar a la víctima y colócale en posición de reanimación. Boca arriba con brazos y piernas alineados sobre una superficie rígida y con el tórax al descubierto.

4. Abre la vía aérea: coloca una mano sobre la frente y con la otra tira del mentón hacia arriba, para evitar que la lengua impida el paso del aire a los pulmones.

5. Comprueba si la víctima respira normalmente manteniendo la vía aérea abierta (ver, oír, sentir durante no más de 10 seg.)

Si la víctima respira normalmente:
– Colócala en posición lateral de seguridad (PLS).
– Llama al 112 o busca ayuda.
– Comprueba periódicamente que sigue respirando.

Si la víctima no respira normalmente:

6. Pide ayuda: llama al 112 o pide a alguien que lo haga e inicia 30 compresiones torácicas en el centro del pecho.

7. Realiza dos insuflaciones con la vía aérea abierta (frente-mentón) y la nariz tapada. Si el aire no pasa en la primera insuflación, asegúrate de estar haciendo bien la maniobra frente-mentón y realiza la segunda insuflación, entre o no entre aire.

8. Alterna compresiones-insuflaciones en una secuencia 30:2 (30 compresiones y 2 insuflaciones) a un ritmo de 100 compresiones por minuto.

9. No interrumpas hasta que la víctima inicie respiración espontánea, te agotes o llegue ayuda especializada.

Ésta es la forma de llevar  a cabo una reanimación cardiopulmonar, según la Cruz Roja. De todas formas, también os recomendamos que echéis un vistazo por ejemplo al simulador de RCP básica de Madrid Salud, en el que podéis ver esto con ejemplos y dibujos para que os quede más claro. Esperamos que no tengáis que llegar a poner en práctica nunca la reanimación cardiopulmonar, pero es necesario tener conocimientos sobre cómo hacerla.

Tyco Integrated Fire & Security

Tyco Integrated Fire & Security, empresa líder en Seguridad Electrónica y Alarmas para negocios y hogares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* GDPR es requerido para poder comentar en este blog

*

Estoy de acuerdo con que se recopila mi nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web.