¿Cómo actuar en caso de atragantamiento?

A todos nos ha pasado alguna vez que se nos ha ido un poco de líquido o un resto de alimento por mal sitio. Generalmente la propia tos se va a encargar de limpiar las vías respiratorias y sólo quedará el mal rato que se pasa.  Pero ¿sabrías qué hacer ante un atragantamiento?

Puede ocurrir, sin embargo, que lo que esté obstruyendo las vías aéreas sea un trozo de hueso, carne o en el caso de los niños un juguete o cualquier objeto que se hayan metido en la boca. Jamás se debe introducir la mano en la boca para intentar sacar el cuerpo extraño, porque es bastante posible que sin querer lo introduzcas más adentro.

En el artículo de hoy hablaremos de la forma correcta de actuación y de la maniobra de Heimlich que bien realizada, puede salvar una vida.

¿Qué hacer ante un atragantamiento? Maniobra de Heimlich

La maniobra de Heimlich en adultos consiste en abrazar por la espalda y con los dos brazos a la persona que está sufriendo el atragantamiento. Con una mano cerrada y la otra recubriendo la primera se presiona sobre el abdomen hacia el centro del estómago. El punto exacto de presión debe ser encima del ombligo y bajo las costillas.

En el caso de los niños, debemos tumbarlos boca arriba y apoyando las manos entre el esternón y el ombligo, empujar varias veces hacia el tórax. Después tendremos que efectuar cinco compresiones torácicas en la misma zona, como si estuviéramos haciendo CPR, pero más fuerte y de manera más lenta.

Pero no siempre es necesario aplicar esta técnica. Veremos a continuación qué hacer ante un atragantamiento según las circunstancias:

  • Si la persona que se está atragantando puede toser. Es mejor no intervenir. La tos es el mecanismo que utiliza el cuerpo para deshacerse de un cuerpo extraño. Tampoco le des palmaditas en la espalda, ya que es posible que con los golpes el cuerpo extraño se introduzca más adentro. Se recomienda, no obstante, que si la persona empieza a debilitarse a causa de la tos le ayudes a doblarse por la cintura y le des unas cuantas palmadas enérgicas entre los omoplatos. Esto hará que el objeto o trozo de alimento se mueva hacia afuera. Si nada de lo anterior ha funcionado, entonces es el momento de hacer la maniobra de Heimlich.
  • Si la persona que se está atragantando no puede toser. En este caso las vías respiratorias están totalmente obstruidas. La víctima corre el peligro de morir asfixiada en pocos minutos, por eso es imprescindible actuar rápidamente, pero sin perder la calma. Deberás aplicar la maniobra de Heimlich.

¿Y si el atragantado soy yo?

Si puedes toser, sigue los consejos que te hemos dado en el apartado anterior.

Cuando estás sólo y notas que existe peligro de asfixia, es posible realizarse la maniobra de Heimlich a uno mismo. Coloca las manos sobre la parte superior del abdomen y busca un apoyo sólido como el borde de una mesa o el respaldo de una silla que te permita presionar con fuerza hacia adentro y hacia arriba.

Saber qué hacer ante un atragantamiento hará que te sientas más seguro. También la prevención en la seguridad de tu hogar es importante, por eso te recomendamos que instales una alarma inteligente de Tyco  para hacer de tu casa un espacio más seguro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* GDPR es requerido para poder comentar en este blog

*

Estoy de acuerdo con que se recopila mi nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web.