Edificios inteligentes: diferencia entre domótica e inmótica

El control de las instalaciones de los edificios inteligentes se realiza a través de la inmótica.Los edificios inteligentes permiten una gestión integrada y automatizada de todos los sistemas e instalaciones: climatización, seguridad, suministros, etc. Por eso, ayudan a optimizar cuestiones tan importantes como el ahorro energético, la sostenibilidad y la accesibilidad de los espacios. 

Cuando hablamos de edificios inteligentes, aparecen otros términos como domótica e inmótica, que suelen dar lugar a confusión. Si hace unos días te contamos qué son los smart buildings y qué beneficios ofrecen a las empresas, hoy te explicamos cuál es la diferencia entre sistemas inmóticos y domóticos.  

Principales características de los edificios inteligentes 

El término smart building es aplicable a todas las tipologías de edificios. Esto quiere decir que todas las construcciones, tanto nuevas como rehabilitadas, pueden convertirse en edificios inteligentes. Eso sí, para ser considerados como tal, deben reunir las siguientes características:  

  1. Eficiencia y sostenibilidad. Un edificio inteligente incorpora sistemas de ahorro de energía a través del control y la optimización de todos sus suministros.  
  2. Integración. Todos los sistemas tienen que estar totalmente integrados y conectados entre sí para permitir una gestión automática y monitorizada.  
  3. Seguridad. Los edificios inteligentes deben incorporar dispositivos de seguridad conectados e innovadores. 
  4. Flexibilidad.  Otra de las características básicas de un smart building es su capacidad para adaptarse e implementar continuos cambios tecnológicos.  
  5. Comodidad. Los espacios inteligentes deben ser confortables y ergonómicos para hacer la vida más fácil a sus ocupantes.  

¿Qué es la inmótica y en qué se diferencia de la domótica?  

El control de las instalaciones de los edificios inteligentes se realiza a través de la inmótica o automatización de edificios. Los sistemas inmóticos monitorizan el funcionamiento de los smart buildings para reducir el consumo energético y aumentar tanto la seguridad como el confort de sus ocupantes. Además, la integración de todos los sistemas en un mismo programa, como Metasys® de Johnson Controlspermite recopilar datos de forma más eficiente y ordenada, agilizando así los procesos de toma de decisiones.  

Sistemas inmóticos vs. sistemas domóticos 

Cuando hablamos de sistemas domóticos nos referimos al conjunto de tecnologías encargadas de la automatización y el control inteligente de una vivienda. Como ocurre con la inmótica en la gestión de edificios, la domótica ofrece un control más eficiente y sostenible de las instalaciones y suministros de un inmueble, aumentando la seguridad del hogar y el bienestar de las personas.  

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre los sistemas domóticos y los inmóticos? Es mucho más fácil de lo que parece: mientras que la domótica se ocupa de la automatización de hogares o propiedades familiares (smart home), la inmótica se encarga de edificios inteligentes de mayor envergadura, como pueden ser los hoteles, los hospitales o los espacios de trabajo (smart building). 

Las ventajas de los smart buildings en el contexto pospandemia 

Hoy en día, en el actual contexto poscovid, la salud de los trabajadores y visitantes se ha convertido en una de las principales prioridades de las grandes compañías. Para ayudar a las empresas a adaptar sus espacios de trabajo a la nueva normalidad, Johnson Controls ha desarrollado la plataforma para edificios inteligentes OpenBlue Healthy Buildings: un conjunto de soluciones integradas para garantizar la seguridad sanitaria en todo tipo de entornos cerrados. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* GDPR es requerido para poder comentar en este blog

*

Estoy de acuerdo con que se recopila mi nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios realizados en el sitio web.